Sunday, March 12, 2006

El suelo bajo sus pies



Alegremente, con un martillo neumático el señor demuele la losa de hormigón. No hay baranda, arnés, casco, ni nada. En un rato tampoco va a haber piso. Ah, y obviamente tampoco hay escalera

1 Comments:

Blogger DLP said...

En Pringles y Rocamora, hace seis años, había una obra del Automóvil Club, que estaba reformando uno de sus edificios. Hubo un derrumbe y murieron dos personas. A partir de allí se suspendió la obra pero quedó lo edificado hasta ese momento, y los andamios no fueron retirados de la vereda desde entonces. Se hicieron reclamos, denuncias, un pedido de informes de la Legislatura al gobieron de la Ciudad, pero todo sigue igual. Al lado de la propiedad en cuestión hay una escuela.

Saludos

Daniel

3:11 PM  

Post a Comment

<< Home